viernes, 27 de febrero de 2015

Extracción o no extracción - Artículo

Por: Dra. Nibia Esther Mora Vázquez

Los adultos  que han sufrido de dolor dental regularmente se hacen esta pregunta ¿extracción o no extracción?  Muchas veces solo toman  el medicamento que  les receto el dr, o la comadre y por no  retirarse  la pieza por no quedarse chimuelos, así se la dejan.

 Lo malo son las complicaciones que vienen con el tiempo, si tu pieza esta medio deteriorada, aún hay solución busca a alguien que te pueda ayudar y si no,  preferible extraerla por que  pasados algunos años a veces meses , las piezas se deshidratan por así llamarles, imagínate a  tu diente como una plantita que lo le pones agua, por que ya no tiene nervio no hay nada que la nutra, entonces se seca, y se va cayendo pedacito a pedacito o de ramita en ramita, cuando quieres retirar la raíz ¿que sucede? En el caso de la planta  pues con todo y tierra ¿verdad?  Pero en el caso de tu diente no, por que   no hay de donde  agarrarlo, y lo que es peor cuando el dentista lo  puede agarrar el diente es tan quebradizo que se deshace como si fuera queso.

Todo esto sin contar que durante el tiempo  que lo traías abierto, destapado o con  un agujero,  como  quieras llamarle el diente se llenaba y se vaciaba de comida, comida que se descomponía dentro del diente y que después pasaba a tu estomago e intestinos.

Si tienes un  pequeño en casa y no come bien o esta muy delgadito, revisa sus dientitos o bien llévalo a  una revisión de rutina, visita a tu dentista de confianza.

Recuerda: es menos costoso y menos doloroso yn tratamiento a  tiempo.
Saludos y que tengan un excelente inicio de año 

El encino cuenta cuentos - Prosa poética

Por: Alma Rosa González Herrera

Las palabras en mi mente merodean silenciosas intento escribir una pieza de oratoria, y solo brotan incoherentes palabras. ¡De pronto! palabras sensatas asoman la cabeza. ¡Mi amigo el viejo encino! que en su gabán de hojas polvorientas por los años, esconde su historia, de poeta. Con pedazos de corteza elaboró un lápiz y con letras de lágrimas, escribe el cuento de su vida amorosa y literaria. Clavando la cuartilla con alfileres del recuerdo en el azul violeta de la tarde.
Se sienta en la banca de los días, y el rocío se confunde con su llanto, al añorar la paloma consentida que un día primaveral anidara en su follaje, así meditabundo dice: Me estoy muriendo en este purgatorio, aún recuerdo que la cubrí con mi tinglado verde, del sol que lanzaba vocanadas de oro hirviente sobre su frágil cuerpo.
La protegí de la lluvia, que con agujas de hielo clavaba su tierna carne.
¡Cuánto disfruté su canto de quimera! que en sonata de engaño llegaba a mis oídos.
¡Cuánto quise a la paloma! que reguardé su nido y sus polluelos los mecí en mis ramas.
Mis cuerdas verdes ungidas con la luz de su presencia en un cielo de montes y de sombras vio esfumarse mis proyectos de amor, y un acorde de silencio bailó en mi follaje.
La esperanza de vida recorre los lugares de su ausencia.
Junté sus plumas y las cocí a mis hojas, con pebetero esparcí su aroma en el lago infeliz de mi existencia, donde un canto de abandono se eleva hasta el espacio, con abatidos arpegios de silencio.
Ahora:
                        Estoy viejo
La savia que me nutre no succiona rencores.
En las noches la Luna acaricia mi tronco con sus húmedos labios.
Las aves arriban con risas de canto, en alcayatas verdes cuelgan nidos trenzados.
Despedí la tristeza.
Exprimí una lágrima en las manos del tiempo, olvidando su nombre y su dilema.
Escribiré otra historia:
De un árbol soñador que cuenta cuentos, que juega con palabras y cocuyos, para olvidar así, entre cenizas. Que cayeron pedazos de mi vida sin motivo.

Adornaré la historia con luces, luciérnagas y flores. Para que su recuerdo te mastique las fauces del olvido.

Evalúa tu vocabulario - Noviembre 2011

Como mencioné en la Carta al lector, el desconocimiento de una palabra puede hacer incomprensible una oración completa, de manera que entre más palabras tengamos en nuestro vocabulario, más facilidad tendremos para leer y por consiguiente, más conocimiento. A continuación te presento unas preguntas que tienen relación con lo dicho anteriormente, ¿cuántas puedes contestar?
  1. El nuevo presidente ha prometido emular las acciones de su antecesor que fue eximio en su gobierno. ¿Es buena la promesa del nuevo presidente?
  2.  Como en su juventud había sido lansquenete escribió un libro sobre sus aventuras.¿En qué idioma lo escribió?
  3. Y a propósito de idiomas, Juan era éuscaro. ¿En qué idioma hablaba?
  4. Como el agua estaba cruda, no podía cocer en ella las legumbres.¿Qué contenía el agua?
  5. Con el mazo impulsó la bola de madera para que pasara bajo el aro. ¿Qué jugaba?
  6. Cuando la señora regresó a su casa vio que el niño tenía en la mano una flictena. Comprendió entonces lo que le había sucedido. ¿Qué le había sucedido?
  7.  Trabajaba afanosamente con el gramil.¿Cuál era su oficio?
  8. Estaba muy contento de haber comprado ese perro. El animal tenía un instinto o habilidad natural para cazar liebres.¿De qué raza era el perro?
  9.  Ahora disfrutaba más de su hobbie, desde que habían aparecido varios jaramugos. ¿Cuál era su hobbie?
  10. Lo acusaron públicamente de ser inicuo, cosa incompatible con su calidad de… ¿De qué?
  11. Como llevaba varias semanas enfermo, cada día se le hacía más pesada la maceta. ¿En qué trabajaba?
  12. Desde el ambón se puso a cantar… ¿Qué cantaba?
  13. Cuando lo metieron en la palestra, supo a qué iba.¿A qué iba?
  14. El estudiante no pudo recordar lo que sigue después de la diástole, y por ello lo reprobaron.¿Qué estudiaba?
  15. El veterinario dijo que el perro se negaba a comer porque estaba famélico.¿Dijo bien?

Carta al lector - Enero 2004

Aquí nos encontramos nuevamente, en esta ocasión disfrutando de un año nuevo, 2004, y aún no se acaba el mundo. Temeroso estaba de niño cuando decían que el mundo se terminaría en el 2000, pero no, ya llegamos al 2004 y… “sin embargo se mueve”; el mundo no se va a acabar, nosotros, los pobladores somos los responsables de que no termine. Pero tal parece que no nos preocupa, por el momento. En cierta ocasión un maestro albañil, ya de cierta edad, me comentaba: “El hombre es muy pen&%$, no toma las cosas en serio hasta que ya es muy tarde y no puede hacer otra cosa más que lamentarse”. Y creo que tiene razón, en diciembre vimos cómo había personas que vendía pinos naturales para navidad, no sé cuántos, pero en Papantla fueron más de 100 pinos, no todos fueron vendidos, varios de ellos ya sin raíz, se tendrán que tirar a la basura en unas semanas. Si los vendedores plantaron 100 pinos hace un año, esos aún no crecen lo suficiente para poder haber sido cortados, por lo que poco a poco los van a ir acabando. No es que quiera suprimir una tradición, pero no es justo desforestar el planeta por ella; existen árboles artificiales que pueden ser utilizados varias veces, en mi opinión eso es más práctico. Este es nuestro planeta, por el momento es el único que tenemos, vamos a cuidarlo.

Espero que el contenido de este número sea de su completo agrado.

Carta al Lector - Diciembre 2003

Estimados lectores, nos encontramos al final del año 2003, comenzaremos un nuevo año, sus amigos de K’atsiyatá, les desean que pasen una feliz navidad en compañía de sus queridos, y que las metas que se propagan para el próximo año cumplan.
Este mes es el que más tradiciones acumula, desde el 12, Día de Nuestra Señora de Guadalupe; el 16, inicio de las posadas, las cuales terminan con el nacimiento de Jesucristo el 25, después el 28, Día de los Santos Inocentes; más tarde, el 31, fin de año. Normalmente, este mes es una oportunidad para pasarla con la familia, reflexionar sobre las acciones que realizamos en el transcurso del año, y planear cómo mejorar en nuestra vida, tanto personal como con la sociedad.
Este año que se avecina pronostica un descenso económico, al igual que los que le siguen, por lo tanto es necesario buscar en la capacitación el medio que nos sirva para elevar nuestra condición de vida, así que en lugar de proponerse comprar un coche, lo mejor sería capacitarse y ser más productivo para poder mantenerse en un nivel estable. No es razón de alarma, pero sí de reflexión.

Espero que el presente número sea de su agrado, en la sección de pesquisas, estamos realizando una convocatoria para que participen y voten para clasificar a las 7 Maravillas del Mundo Moderno, esperamos contar con su participación, nos veremos el próximo número.